MANTÉNGASE INFORMADO

En esta página encontrará información periódica sobre ferias, cursos, talleres y todo lo relacionado con el apiturismo.

LA MIEL PARA CURAR LAS HERIDAS

La miel reduce la infección, estimula en los tejidos tratados la angiogénesis (formación de vasos), granulación y epitelización, reduciendo el edema y exudado, así como el mal olor que presentan algunas heridas.

Podemos decir que la miel es un producto natural que ha demostrado ser beneficioso para la curación de heridas independientemente de su localización. A pesar de que este método no está totalmente implantado, por falta de ensayos clínicos, en los casos en los que ha sido utilizada se ha observado la mejoría y rapidez de cicatrización, lo que hace de la miel un producto eficaz, económico y fácil de aplicar en la curación de heridas.

<< Nuevo campo para texto >>

 

  • ¿Cómo realizar la cura de las heridas con miel?

1 En 1º lugar debemos limpiar bien la herida con suero fisiológico.

2. A continuación debemos secar bien, no solo el lecho de la herida si no también los tejidos adyacentes.

3. Después aplicar la miel pura (sin calentar) con una jeringa sobre la zona deseada, generalmente debemos rellenar 2/3 de la herida con miel, sin llegar a cubrirla totalmente.

4. Por último debemos colocar un apósito hidropolimérico o gasas que absorban el exudado que se desprenderá de la herida.

  • ¿Con qué frecuencia curar una herida con miel? Las heridas que están siendo tratadas con miel deben ser curadas cada 24 horas, ya que la miel hará que tenga bastante exudado, y una vez expulsado el exceso de exudado, perderá sus propiedades. Si la herida es demasiado exudativa, se recomienda realizar la cura cada 12 horas, pero por regla general, cada 24 horas.
  • ¿Cuándo es recomendable aplicar miel en una herida? Las heridas pueden ser curadas con miel en cualquier momento del proceso. No obstante lo más aconsejable es empezar a aplicar la miel cuando empiece a aparecer tejido de granulación, lo que facilitará su cicatrización. Si se aplica miel en una herida que presente infección, esfacelos, tejido necrótico, etc, es necesario acompañar dicho proceso con desbridamiento cortante, autolítico o enzimático para ayudar y facilitar su cicatrización.

CONCLUSIÓN

   Podemos decir que la miel es un producto natural que ha demostrado ser beneficioso para la curación de heridas independientemente de su localización. A pesar de que este método no está totalmente implantado, por falta de ensayos clínicos, en los casos en los que ha sido utilizada se ha observado la mejoría y rapidez de cicatrización, lo que hace de la miel un producto eficaz, económico y fácil de aplicar en la curación de heridas.

Cristina Mayoral Talavera, Gloria Talavera Almena y Claudia Zamorano Sereno. DUE de la Residencia Sta. Bárbara, Almadén.
Fuente: http://www.enfermeriadeciudadreal.com/

CONTACTO

Miel Artesanal

La Picorea
C/ Lanchar s/n    05620

La Carrera (Ávila)

 

Correo electrónico: 

lapicorea@hotmail.com


También puede llamarnos a los teléfono:

625 12 10 39 

653 01 47 53

920 34 03 70

 

O bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Distintivos de calidad

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© MIEL ARTESANAL LA PICOREA